Bernardo Atxaga

‘La luminosidad que reinaba en el interior del autobús daba nitidez a la columna de humo que salía de su cigarrillo, y se entretuvo en observar sus evoluciones, en seguir con la vista los rizos y las espirales que formaba la liviana materia antes de difuminarse en el techo del autobús. Por un momento, pensó en su vida y en las cosas que deseaba olvidar; pensó que debía esforzarse en convertir parte de su vida en humo, un humo que luego, como el del cigarrillo, formaría espirales y rizos para acabar desapareciendo en el aire.’

Fragmento de Esos cielos, 1994.

Aquí tenéis el enlace a un poema suyo, Muerte y vida de las palabras, que aparece en la primera página del libro El hijo del acordeonista. También se pueden leer las seis o siete primeras páginas de dicho libro.

http://www.puntodelectura.com/upload/primeraspaginas/84-663-1661-2.pdf?PHPSESSID=d8be48711b2b1ea8e28f2794176

Este es Joseba Irazu Garmendia, de pseudónimo Bernardo Atxaga. Actualmente, sobre todo a raíz del estreno de la película Obaba (basada en relatos de su libro Obabakoak) sus libros se han traducido al español y a otros idiomas, en la editorial Alfaguara.

Libros como El hombre solo, que narra cinco días en la vida de Carlos, antiguo miembro de ETA, a quien le piden que esconda a dos miembros de la banda, o Esos cielos, que relata el viaje en autobús de una mujer que acaba de salir de la cárcel (el viaje hacia el mundo exterior). En el 2003, publica El hijo del acordeonista, casi el mejor para mí, aunque he de reconocer que me gustan todos, en especial Obaba. Es un libro bastante largo, pero que no se hace pesado, ese tipo de libros que nunca quieres que acaben porque no quieres abandonar el mundo en el que te sumergen (en este caso, el mundo rural vasco).  Un dato curioso: actualmente, Bernardo vive en Zalduondo, un pequeño pueblo de Álava que tiene, aproximadamente, 150 habitantes.

En resumen, Joseba (prefiero llamarle así) ha conseguido hacerse un gran hueco dentro de la literatura, pero especialmente, dentro de la literatura vasca, que tan necesitada andaba de autores que se atrevieran a publicar en euskera.

Por hoy os dejo, no sin antes dejaros una cita del autor, que sale en la película del post anterior, La pelota vasca.

‘Para mí la lengua no tiene que ver con la política, está más allá, es en todo caso una poética, forma parte de mi instalación en el mundo’

¡Versos y abrazos!

Anuncios

1 comentario »

  1. eloi blq said

    totalmente de acuerdo con la útlima referencia, siempre se politiza las lenguas (bueno, hoy en día se politiza todo), cuando éstas son la introducción a una cultura, más bien yo diría que son la cultura misma.

    Todo el mundo debería aprender muchas lenguas, así seríamos más inteligente y más cultos, porque podríamos leer muchas más cosas y no depender de traducciones, que aveces, no son de la calidad del original.

RSS feed for comments on this post · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: